La isla maldita de Gaiola | Italia - RUTA 33
Menu

La isla maldita de Gaiola | Italia


La Isla Gaiola (Isola della Gaiola en italiano) es una de las pequeñas islas de Nápoles, Italia, ubicado en el Golfo de Nápoles, en el corazón del Parque Subacuático de Gaiola, una región protegida de aproximadamente 42 hectáreas. La isla consta de dos impresionantes y serenos islotes. Situado en la frontera sur de Posillipo y muy cerca de la costa - a unos 30 metros de distancia, la isla es de fácil acceso. Mientras que un islote tiene una solitaria villa, el otro está inhabitada. Un pequeño puente conecta las dos islas, que están separadas por unos pocos metros. El puente es muy estrecho y se parece a un arco natural que conecta los dos islotes.

La isla debe su nombre a las cavidades que salpican la costa de Posillipo, originario del Latin cavea, "pequeña cueva", y luego a través del dialecto "Caviola". Originalmente, la pequeña isla era conocida como Euplea, protector de la navegación segura, y fue el sitio de un pequeño templo dedicado a Venus. Hay también varias otras ruinas de la época de los romanos. De hecho, por debajo de los islotes en el agua hay varias estructuras romanas que son ahora el hogar de criaturas marinas. Algunos creen que el poeta Virgilio, considerado como un mago, enseñó aquí en las ruinas.


Imagen superior: vincenzogaroia.blogspot.fr

Imagen: raffer

A principios del siglo 19, la isla estaba habitada por un ermitaño conocido como "El Mago". Poco después, la isla vio la construcción de la villa que la ocupa hoy en día y que era, a la vez, propiedad de Norman Douglas, autor de Land of the Siren (Tierra de la sirena). La isla puede parecer como una escapada perfecta después de la jubilación, sin embargo, los lugareños creen que la isla está maldita, una reputación que se produjo debido a la frecuente muerte prematura de sus propietarios.

La serie de desgracias empezó por la década de 1920, cuando el entonces propietario, un suizo llamado Hans Braun, fue encontrado muerto y envuelto en una manta. Poco después, su esposa se ​​ahogó en el mar. El próximo propietario de la villa fue el alemán Otto Grunback, que murió de un ataque al corazón, mientras estaba en la isla. Un destino similar corrió el industrial farmacéutico Maurice-Yves Sandoz, que se suicidó en un hospital psiquiátrico en Suiza. Su posterior propietario, un industrial de acero alemán, el barón Karl Paul Langheim, fue arrastrado a la ruina económica por llevar una vida silvestre. La isla también ha pertenecido a Gianni Agnelli, el jefe de Fiat, cuyo único hijo se suicidó. Después de la prematura muerte de su hijo Gianni había comenzado la preparación de su sobrino Umberto Agnelli para conducir la Fiat, pero Umberto también murió de un cáncer poco común a la temprana edad de 33 años. Otro propietario, el multimillonario Paul Getty, después de comprar la isla, habían secuestrado a su nieto. El último propietario de la isla fue Gianpasquale Grappone el cual fue encarcelado cuando su compañía de seguros fracasó. Hoy en día, la villa se encuentra deshabitada y abandonada.

Imagen: napoliunplugged.com

Imagen: nicomusellaphoto.wordpress.com

Imagen: nicomusellaphoto.wordpress.com

Imagen: flickr/Max

Imagen: nicomusellaphoto.wordpress.com

Imagen: campaniartecard.it

Comparte esto: