Los 10.000 dormitorio de un hotel Nazi que nunca fueron usados - RUTA 33
Menu

Los 10.000 dormitorio de un hotel Nazi que nunca fueron usados

Prora Hotel Nazi

Extendiéndose por más de tres kilómetros a lo largo de la playa de arena blanca en la isla báltica de Ruegen, en Alemania, se encuentra el hotel más grande del mundo, con 10.000 habitaciones, todas con vistas al mar. Pero durante 70 años desde que fue construido, ningún turista ha estado jamás allí. Este es el Hotel Prora, un enorme complejo de edificios construido entre 1936 y 1939 por los nazis como parte de su programa ("Kraft durch Freude," KdF) "Fuerza a través de la alegría". El objetivo era ofrecer actividades de ocio para los trabajadores alemanes y difundir la propaganda nazi. Los lugareños llaman a Prora el Coloso debido a su estructura monumental.

Prora se encuentra en una amplia bahía entre las regiones de Sassnitz y Binz, conocido como el Prorer Wiek, en el páramo estrecho (la Prora) que separa la laguna del Großer Jasmunder Bodden del Mar Báltico. El complejo consiste en ocho edificios idénticos que se extienden en una longitud de 4,5 kilómetros, y están más o menos a 150 metros de la playa. Con una fuerza de trabajo de 9000 tomó tres años para construirlo, a partir de 1936, y los nazis tenían planes a largo plazo que incluían cuatro estaciones idénticas, todas con cine, salas de fiesta, piscinas y un embarcadero donde los cruceros de la Fuerza a través Alegría atracarían.

Imagen superior: panoramio

Prora Hotel Nazi
Imagen: Björn Sahlberg

Los planes de Hitler para Prora eran ambiciosos. Él quería un complejo de vacaciones gigantesco, "el más poderoso y grande que haya existido nunca", conteniendo 20.000 camas. Todas las habitaciones fueron planeadas para poder observar el mar, mientras que los corredores y el saneamiento se encuentran en el lado de tierra. Todas las habitaciones del 5 por 2,5 metros debían de tener dos camas, un armario y un lavabo. Había baños comunes y duchas y salones de baile en cada piso. En el medio, un enorme edificio iba a ser erigido el cual se podría convertir en un hospital militar en caso de guerra.

La guerra, en efecto sucedió, antes de que se pudiera completar el edificio las prioridades de Hitler cambiaron. Transfirió a los trabajadores de la construcción para que construyan en su lugar la planta de armamentos V en Peenemünde. Durante la campaña de bombardeos de los aliados, mucha gente de Hamburgo se refugiaron en uno de los bloques de viviendas, y los posteriores refugiados del este de Alemania se alojaron allí. Para el final de la guerra, estos edificios alojan el personal auxiliar femeninos de la Luftwaffe. Después de la guerra, Prora fue utilizada como un puesto militar para el ejército de Alemania del Este. Después de la reunificación alemana en 1990, parte de ella fue utilizada por la Escuela Técnica Militar de la Bundeswehr y más tarde para la casa de los solicitantes de asilo procedentes de los Balcanes.

Hoy en día, todo el lugar está más o menos desierta a excepción de unas pocas cuadras que ha sido reutilizados para otros usos. En 2011, una bloque se convirtió en un albergue juvenil con 400 camas y el plan ahora es convertir Prora en un moderno centro turístico con 300 camas, que incluye pistas de tenis y piscina y un pequeño centro comercial.

Prora Hotel Nazi
Imagen: Jim Hart

Prora Hotel Nazi
Imagen: Jim Hart

Prora Hotel Nazi
Imagen: Jim Hart

Prora Hotel Nazi
Imagen: Thomas Kohler

Prora Hotel Nazi
Imagen: Thomas Kohler

Prora Hotel Nazi
Imagen: Olga Schlyter

Prora Hotel Nazi
Imagen: Olga Schlyter

Prora Hotel Nazi
Imagen: Julicious Photography

Prora Hotel Nazi
Imagen: Julicious Photography

Prora Hotel Nazi
Imagen: Julicious Photography

Prora Hotel Nazi
Imagen: Julicious Photography

Prora Hotel Nazi
Imagen: Poll66

Prora Hotel Nazi
Imagen: Klugschnacker

Comparte esto: