Las cascadas petrificadas de Hierve el Agua - RUTA 33
Menu

Las cascadas petrificadas de Hierve el Agua

Las cascadas petrificadas de Hierve el Agua

Hierve el Agua se encuentra en el estado mexicano de Oaxaca, a unos 70 km al este de la ciudad de Oaxaca, a 14 km. al sureste de la ciudad de Mitla. El nombre de Hierve el Agua viene de los burbujeantes manantiales de aguas minerales naturales que se encuentran aquí, que desembocan en piscinas de baño en una ubicación espectacular al borde del acantilado.

Cuando uno se acerca a Hierve el Agua, desde la distancia se ve lo que parece ser una masiva cascadas congeladas en el lado de la montaña. Pero el hielo no es posible en este clima cálido. Estos son en realidad depósitos minerales formados durante miles de años como resultado del agua cargada de minerales que se derrama sobre el borde del acantilado y que gotea por el lado de la montaña rocosa. A medida que el agua corre por la superficie de la roca, esta forma grandes estalactitas como las estructuras similares a los encontrados en las cuevas.

Imagen superior: Nathan Gibbs

Imagen: wikipedia - Lavintzin

Hierve el Agua consiste en dos formaciones rocosas similares a cascadas. Estos se forman en los acantilados que se elevan a más de cincuenta metros desde el fondo del valle, con una "cascada" que llega hasta doce metros y el otro llega hasta treinta metros. El de doce metros se llama "cascada chica" y "fluye" desde una base que tienen cerca de sesenta metros de ancho. El otro se llama "cascada grande", y se extiende hacia abajo desde una base el cual tiene cerca de unos noventa metros de ancho y ochenta metros por encima del fondo del valle. El de acceso más fácil y más a menudo visitado de las dos cascadas es la "chica cascada". También se conoce como el Anfiteatro.

Las aguas del manantial esta muy saturada con carbonato de calcio, que es lo que se deposita formando las estructuras rocosas con apariencia de cascadas. Las aguas con su alto contenido de minerales, tienen fama de tener propiedades curativas, y verás a los turistas remojándose en las aguas de una de las piscinas naturales en la parte superior de la roca.

Imagen: Russ Bowling

Imagen: Carlos Adampol Galindo

Imagen: schizoform

Imagen: schizoform

Imagen: schizoform

Imagen: Kim F

Imagen: Erik

Imagen: remster_9

Imagen: Jen Wilton

Imagen: Periodismo Itinerante

Imagen: Christopher William Adach

Imagen: Sam Gibson

Imagen: Periodismo Itinerante

Comparte esto: