El bosque embrujado de Wistman | Inglaterra - RUTA 33
Menu

El bosque embrujado de Wistman | Inglaterra

El bosque embrujado de Wistman | Inglaterra

Wistman’s Wood es un pequeño, remoto y antiguo bosque de Dartmoor, en Inglaterra, en las laderas del río West Dart. Cubriendo apenas 8 hectáreas de superficie, esta aislada área es lo que queda de un antiguo bosque que cubría el páramo por completo hace miles de años. Es también uno de los tres únicos robledales que quedan en Dartmoor. Los árboles aquí son viejos y se encuentran atrofiados, posiblemente debido a la combinación de la altitud a la que se encuentran, sumado a la pobreza del suelo. Las ramas son retorcidas y se anudan de maneras fantásticas, entrelazándose entre sí, con gruesas capas de musgo que se acompañan del maravilloso olor de la tierra y la edad.

Los robles apenas superan los siete metros de altura, y sus ramas enredadas en un suelo rocoso irregular hace que este bosque sea impenetrable para potros o el ganado. Su inaccesibilidad lo mantiene protegido del pastoreo destructivo, mientras que las historias de druidas, fantasmas, el diablo y un sinfín de criaturas sobrenaturales han mantenido al ser humano a gran distancia del lugar. Esta es la razón principal por la que al día de hoy todavía existe el bosque en el páramo.


La leyenda cuenta que el bosque de Wistman era sagrado y que en su interior se realizaban rituales paganos. También se dice que aquí era donde se guardaban a los “Wisht Hounds”, una terrorífica manada de perros del infierno que cazaban por los páramos por la noche en busca de almas perdidas y de viajeros desprevenidos. Se dice que eran enormes perros con los ojos rojos, grandes colmillos y un hambre insaciable de carne y almas humanas. Eran dirigidos por el diablo. Numerosos turistas han reportado aullidos de perros durante las noches en Wistman.

Cerca del extremo norte del bosque, se encuentra la antigua vía Lych o “Camino de los Muertos”, a lo largo del cual los cadáveres eran llevados para ser enterrados en Lydford. Ha habido informes de una procesión fantasmal de hombres vestidos con hábitos blancos mientras caminaban lentamente en un sombrío silencio.

No es de extrañar que muchos escritores hayan descrito este sitio como “el lugar más embrujado de Dartmoor”.








Comparte esto: