Sperrgebiet, el parque prohibido de diamantes | Namibia - RUTA 33
Menu

Sperrgebiet, el parque prohibido de diamantes | Namibia

Sperrgebiet, el parque prohibido de diamantes | Namibia

En el suroeste de Namibia se encuentra una vasta área que ha estado fuera del alcance de los visitantes durante más de un siglo. Se extiende a lo largo de la costa de Namibia, a una distancia de 320 kilómetros a partir de la frontera con Sudáfrica en Oranjemund, a alrededor de 72 kilómetros al norte de Lüderitz. Esta región es conocida como Sperrgebiet, que en alemán significa “zona prohibida”.

Sperrgebiet fue creado por el Imperio Alemán en el comienzo del siglo XX, durante la ocupación alemana de África del Sudoeste para permitir que el Deutsche Diamantengesellschaft, o Diamond Company, tuviera acceso sin restricciones a los enormes depósitos de diamantes de la zona. Después de que los alemanes perdiesen el control del territorio de Sudáfrica durante la Primera Guerra Mundial, se hizo cargo de los derechos mineros DeBeers, que tuvo el control de la zona hasta la década de 1990, cuando el gobierno de Namibia compró una participación del cincuenta por ciento.

Una señal de advertencia en Sperrgebiet. Imagen superior: jbdodane/Flickr

Sperrgebiet es uno de los mayores y más ricos depósitos de diamantes del mundo. Las gemas fueron llevados a la superficie de la tierra mediante volcanes que estallaron hace casi 3 millones de años. Imagen: Mike Soroczynski/flickr

Imagen: Mike Soroczynski/flickr

En 2008, Sperrgebiet se convirtió en un parque nacional, abarcando unos 26.000 kilómetros cuadrados del desierto de Namib. A día de hoy, Sperrgebie está poco desarrollado y gran parte sigue siendo inaccesible a los visitantes. Solo una pequeña parte de este paisaje salvaje contiene algunos pueblos mineros abandonados y que pueden ser visitados por grupos de turistas, siempre que tengan un permiso especial del Ministerio de Medio Ambiente y Turismo (MET) y vayan acompañados de un guía turístico certificado a nivel nacional. MET, para las visitas a la zona, únicamente admite turistas con mochila y que sean transportados en coches 4×4 en toda la región, ya que Sperrgebiet es ecológicamente frágil y en parte porque todavía hay una gran cantidad de diamantes.

Por el momento, la seguridad es extrema, y si alguien decide llevarse un diamante a casa, se enfrenta hasta 15 años de prisión. A la salida de Sperrgebiet, los visitantes y trabajadores son meticulosamente cacheados por los guardias y escaneados por las máquinas de rayos X. Por otra parte, para evitar que alguien saque diamantes en los tanques de gasolina o bastidores de los camiones, ninguna máquina que entra a las minas luego sale de ellas. Todas las máquinas de excavación y camiones utilizados desde la década de 1920 se encuentran dentro de Sperrgebiet en estado de oxidación.

Mapa de Namibia que muestra la ubicación del Parque Nacional Sperrgebiet.

La exclusión de los seres humanos ha ayudado a preservar la biodiversidad natural de la región, que ahora es un punto caliente para la flora y fauna exótica. Sperrgebiet tiene más biodiversidad que cualquier otro lugar en Namibia, contando con animales como los antílopes, gacelas, y hiena parda, y especies de aves tales como el ostrero africano, el canario negro y la alondra. Además, unos 600.000 lobos marinos viven aquí, representando el 50 por ciento de la población de focas del mundo.

Los lugares más fascinantes dentro de Sperrgebiet son sus pueblos mineros abandonados como Pomona, Bogenfels, Kolmanskop, Elizabeth Bay y Baker. Entre estos, Kolmanskop es el más popular debido a sus pintorescas casas y arenas que han devorados cualquier estructura a su paso, proporcionando un un sinfín de oportunidades para los fotógrafos. Otro lugar popular es el pueblo desierto de Pomona, en el que se encuentran las velocidades de viento medias más altas en el sur de África. Un último punto de especial mención es el “Fairytale Valley”, un lugar donde se dice que los diamantes son tan comunes que uno podría recogerlos por palas.

Kolmanskop Ghost Town (foto 1/3)

Imagen: Joachim Huber/Flickr

Imagen: jbdodane/Flickr

Imagen: CX15/Flickr

Imagen: jbdodane/Flickr

Imagen: Conor MacNeill/flickr

Imagen: Marko Samastur/Flickr

Imagen: Christiaan Triebert/Flickr

Imagen: jbdodane/flickr

Imagen: jbdodane/flickr

Imagen: Len Combrinck/flickr

Imagen: Mike Soroczynski/flickr

Imagen: maartenkoren/flickr

Imagen: Gondwana Collection Nami.../flickr

Comparte esto: