Equihen Plage, barcos invertidos como hogar | Francia - RUTA 33
Menu

Equihen Plage, barcos invertidos como hogar | Francia

Equihen Plage, barcos invertidos como hogar | Francia

Equihen Plage, en la costa del norte de Francia, es un pequeño pueblo costero con una población de alrededor de 3.000 habitantes. Hasta principios del siglo XX, Equihen Plage era un pueblo de pescadores con un puerto en el que los barcos de pesca se echaban al mar deslizándose sobre troncos.

Hoy en día, el pueblo es famoso por sus muchas casas-barco localmente conocidas como “quilles en l’air”, las cuales sirven como alojamiento único para los viajeros. Las casas se componen de un barco invertido.


En los viejos tiempos, no era raro encontrar barcos en posición vertical e invertidos a lo largo de la costa después de haber sido arrastrados hasta la orilla por fuertes corrientes y posteriormente haber sido utilizados como habitaciones.

En Equihen Plage, los barcos viejos que el mar arrastró hasta la orilla tienen un cometido. Los cascos de los barcos se han convertido en los techos de las viviendas, mientras que en los lados de la embarcación, se recortan ventanas y puertas para poder acceder al interior y permitir la entrada de aire y luz.


La longitud total de la embarcación sirve como una sola habitación, lo suficientemente grande como para cocinar y dormir.

Durante la Segunda Guerra Mundial, casi todas las casas-barco fueron destruidas, pero su legado perduró. En la década de 1990, cerca de sesenta años después de su desaparición, el pueblo Equihen Plage decidió revivir la antigua herencia y erigió varias casas-barco equipadas con modernas instalaciones para atraer a los turistas. Estas habitaciones ahora se pueden alquilar con precios que van desde los 300 euros en adelante por noche.









Comparte esto: