Las estatuas de Nasreddin Hodja | Turquia - RUTA 33
Menu

Las estatuas de Nasreddin Hodja | Turquia

Las estatuas de Nasreddin Hodja | Turquia

Es posible que no hayas oído hablar de Nasreddin Hodja, pero en el Oriente Medio, Asia Central y algunas partes de Europa, Nasreddin Hodja es un famoso personaje popular. Sus historias se han contado en una vasta zona geográfica que se extiende desde Hungría, a través de la India, hasta China, y desde el sur de Siberia hasta el norte de África. A través de los siglos, millones de niños han crecido escuchando las historias de Nasreddin, de su legendario ingenio y de sus peculiares métodos de “engaño”.

Nasreddin Hodja es retratado como un hombre sabio y un tonto al mismo tiempo. En todas sus anécdotas, Hodja encuentra un camino para salir de las situaciones más delicadas con su ingenio, sabiduría y sentido común, a menudo confundiendo a su interlocutor con el absurdo.

Arriba: Estatua de Nasreddin Hodja montado en un burro en Ankara, Turquía.

Estatua de Nasreddin Hodja en Bruselas.

El profesor Jeremy Schiff, de la Universidad de Bar-Ilan, en Israel, escribe:

El ingenio, el sentido común, la ingenuidad, el ridículo y el tipo de humor refleja la psicología humana, expone los defectos de una sociedad y critica incluso los asuntos de Estado y religiosos, pero siempre de forma amistosa.

Nasreddin Hodja se cree que nació en el año 1208 en el pueblo de Hortu de Sivrihisar, en la actual Turquía, tras lo cual se trasladó a Aksehir, y más tarde a Konya, donde murió en 1284. Sin embargo, según algunos, una persona nombrada Nasreddin Hodja nunca vivió; no era más que un personaje imaginario creado por los nativos de Anatolia en el siglo XIII, cuya creación duro siglos y siglos.

Estatua de Nasreddin Hodja sobre una rama de árbol en Aksehir, Turquía.

De hecho, en los últimos años, el número de historias de Nasreddin Hodja han aumentado significativamente a medida que sus cuentos se han extendido a nuevas tierras, donde se adaptaron y modificaron las historias para convertirse en parte del folclore de la región. Hoy en día, sus historias se cuentan por centenares. Y aunque no todas ellas son auténticas, todas ellas son parte del folclore Hodja.

Hay varios monumentos a Nasreddin Hodja en Turquía y en otras partes de Europa. La mayoría de ellos representan a Hodja montado en un burro al revés. La historia cuenta que un día Nasreddin Hodja se montó en su burro por el camino equivocado, mirando hacia la parte posterior. Cuando la gente le preguntó por qué, respondió: “No es que yo esté sentado en el burro al revés, el burro está en una posición incorrecta“.

Otra estatua en Yenisehir, Turquía.

A menudo, el propio Hodja también se convirtió en la víctima de bromas pesadas tiradas por otros, que querían ver cómo se metía en problemas. Y Nasreddin Hodja, para el deleite de sus paisanos, nunca les decepcionó.

Estatua de Nasreddin Hodja en Bukhara, Uzbekistán.

Estatua de Nasreddin Hodja en Bukhara, Uzbekistán.

Primer plano de la estatua.

Estatua de Nasreddin Hodja en la base aérea de Incirlik, en Turquía.

Comparte esto: