El monasterio de San Clemente de Inkerman | Rusia, Ucrania - RUTA 33
Menu

El monasterio de San Clemente de Inkerman | Rusia, Ucrania


El Monasterio de la cueva Inkerman de San Clemente, situado cerca de la ciudad de Inkerman (municipio de Sebastopol), en la desembocadura del río Negro, se construyó directamente en las cuevas naturales y huecos de la pared de un acantilado tallado por el río. El nombre “Inkerman” significa “cueva”. La ciudad de Inkerman se encuentra en la península de Crimea, un territorio actualmente en disputa entre Rusia y Ucrania.

El actual monasterio Inkerman fue fundado en el año 1850 en el lugar de un antiguo monasterio bizantino medieval, donde se cree que las reliquias de San Clemente de Roma fueron guardadas antes que los santos Cirilo y Metodio las trasladasen a San Clemente. Aquellas reliquias se mantuvieron en una gruta que, actualmente, solo puede ser visitada el día del aniversario de su muerte.


El monasterio bizantino original fue levantado probablemente en el siglo VIII. En aquel entonces, tenía ocho capillas y una posada accesible por una larga escalera. El monasterio fue cerrado después de que la fortaleza situada en la cima de la colina en la que se encuentra fuese conquistada por los turcos en 1475, cayendo en mal estado.

En 1850 Crimea fue transferida al Imperio ruso y un nuevo monasterio fue fundado en el mismo lugar (el Monasterio de la cueva Inkerman de San Clemente). El monasterio fue cerrado durante la era soviética, a la vez que varias iglesias quedaron destruidas durante los terremotos de Crimea de 1927. Durante la Segunda Guerra Mundial, las cuevas del monasterio sirvieron para alojar a los oficiales del ejército soviético para la defensa de Sebastopol.

El monasterio volvió a abrir en 1991 tras el colapso del comunismo y la independencia de Ucrania.















Comparte esto: