El Túnel de Borbón | Italia - RUTA 33
Menu

El Túnel de Borbón | Italia

Túnel de Borbón | Italia

A ciento cincuenta metros de la gran plaza pública de Piazza del Plebiscito, en el centro de Nápoles, Italia, existe una entrada que desciende a unos treinta metros bajo el suelo hasta “Bourbon Tunnel” (túnel de Borbón), que consta de alrededor de 530 metros de pasadizos gigantes, enormes cuevas y estrechas alcantarillas. Construido a mediados del siglo XIX, el túnel fue olvidado en gran medida después del final de la Segunda Guerra Mundial, hasta su redescubrimiento en la década del 2000.

El túnel fue concebido como una vía de escape del palacio real, ya que por aquel entonces el rey de las Dos Sicilias, Fernando II de Borbón, era extremadamente paranoico acerca de ser derrocado por los pueblos de Sicilia y Nápoles durante el tumultuoso período napoleónico. Desde 1.816, hubo tres revoluciones, y una muy violenta en 1848, cuando los revolucionarios tomaron el reino durante 16 meses. Después de volver al poder en 1.849, Fernando II redactó a toda prisa una nueva constitución y comenzó a hacer planes para un escape seguro por si el pueblo se volviese a sublevar.


El rey mandó construir un túnel de escape que fuese excavado en la roca volcánica bajo las calles de Nápoles, utilizando partes del sistema de un acueducto existente llamado Carmignano que la ciudad tenía desde principios de la década de 1600. El túnel se suponía que conectaría el Palacio Real con los cuarteles militares en lo que ahora es Via Morelli. Pero antes de que pudiera completarse, Fernando II murió, en 1859, y el túnel fue abandonado. Poco después, Sicilia fue invadida y se incorporó al nuevo Reino de Italia.

Los túneles se mantuvieron en desuso hasta principios de la década de 1.930, cuando se convirtieron en un almacén para vehículos incautados y de contrabando. Durante la Segunda Guerra Mundial, el espacio subterráneo se convirtió en un hospital militar y refugio antiaéreo. Después de la guerra, los túneles se convirtieron en un vertedero de escombros en tiempos de guerra, en el que se acumularon también desechos de construcción, viejos aparatos de televisores, refrigeradores, coches, motocicletas destruidas y estatuas de mármol pro-fascistas.

Hoy en día, estos túneles, con sus residuos acumulados, se han convertido en una galería conocida como Galleria Borbonica, en la que el público puede ver interesantes exhibiciones de coches antiguos y motos viejas, además de antiguas cisternas y cientos de artefactos de guerra.






Comparte esto: