El Agujero Azul de Dean, el agujero azul más profundo del mundo - RUTA 33
Menu

El Agujero Azul de Dean, el agujero azul más profundo del mundo

El Agujero Azul de Dean, el agujero azul más profundo del mundo

El Agujero Azul de Dean cerca del Pueblo de Clarence, en Long Island, Bahamas, es conocido como el "agujero azul" más profundo del mundo - un término dado a cualquier cueva vertical profunda lleno de agua o dolinas con entrada por debajo de la superficie del agua. Aunque la mayoría de los agujeros azules y sumideros alcanzan una profundidad máxima de 110 metros, el Agujero Azul de Dean se sumerge a más de 200 metros, lo que hace que sea muy excepcional. En la superficie, el Agujero Azul de Dean es aproximadamente circular, con un diámetro de entre 25 y 35 metros. Después de descender 20 metros, el agujero se ensancha considerablemente en una caverna con un diámetro de 100 metros.

Los agujeros azules son llamados así por el dramático contraste entre el azul oscuro de las aguas profundas de sus profundidades y el azul más claro de las aguas poco profundas alrededor de ellas. El intenso color azul es creado por una gran transparencia del agua y la brillante arena blanca de carbonato. La luz azul es la parte más perdurable del espectro; otras partes del espectro - rojo, amarillo, y verde - son absorbidos durante su paso a través del agua, la luz azul llega a la arena blanca y lo retorna en la reflexión.

Imagen superior: Marshall Photo

Imagen: Pat Hunt

Los agujeros azules se formaron durante las pasadas edades de hielo, cuando el nivel del mar era tanto como 100 a 120 metros más bajo que el actual. Estos agujeros se formaron por el agua subterránea más profunda disolviendo gradualmente la piedra caliza hasta el techo de estos huecos que se derrumbó. Más tarde, el nivel del mar subió y se llenaron los agujeros con agua.

El Agujero Azul de Dean es un lugar popular para el buceo y el snorkeling. En la copa del mundo de apnea de 2012 en las Bahamas, el competidor de Nueva Zelanda William Trubridge estableció un récord mundial cuando se sumergió a una profundidad de 121 metros y sin aire en el Agujero Azul de Dean.

Imagen: Daan Verhoeven

Imagen: Daan Verhoeven

Imagen: Daan Verhoeven

Imagen: Daan Verhoeven

Imagen: Daan Verhoeven

Imagen: Daan Verhoeven

Imagen: Daan Verhoeven

Comparte esto: